LA FUNDACIÓN

Home  /  LA FUNDACIÓN

Desde que Corazones Unidos, – Organización filantrópica, sin fines de lucro-, nació en 1983, ha venido trabajando en favor de las personas de escasos recursos económicos, principalmente niños con enfermedades congénitas imposibilitados de viajar a Estados Unidos como pacientes privados a recibir sus tratamientos médicos.

El doctor Luis Rafael Cuello Mainardi emigro junto a su familia antitrujillista a Puerto Rico, donde realizó sus estudios, continuando la carrera de medicina en Marsella y París, donde se graduó. De regreso a Puerto Rico y durante tres años se especializó en medicina interna .  En 1961-1963 volvió a Francia donde hizo su especialidad en Cardiología.

Con una genuina vocación social, al doctor Cuello Mainardi regresa  definitivamente a la República Dominicana y viendo las dificultades que tenía la población de bajos recursos para recibir atención médica especializada, se reunió con los doctores Ángel Chan Aquino y Guarocuya Batista del Villar y empezaron a ofrecer ayuda filantrópica en el hospital Francisco Mocoso Puello que es donde se funda la actual Sociedad Dominicana de Cardiología.

En el año 1981, el doctor Cuello Mainardi con el doctor Ludovino Sánchez Díaz crearon la Fundación de Cardiología Betances y Ricart, que estaba ubicada en la Clínica Doctor Betances donde  empezaron con una gran capacidad médica y sin recursos económicos.

Gracias a las relaciones del  doctor Cuello Mainardi con  el  Cornell Medical Center y el North Shores University Hospital de Nueva York, en 1982 su amigo el doctor Michael Lacorte, Jefe del Departamento de Cardiología Pediátrica, la Fundación Corazones Unidos empezó a enviar a Estados Unidos pacientes a recibir  cirugías de corazón abierto.  El primero fue Ulises Pavón, quien en la actualidad es un profesional, y una familia construida.

En 1983 se mudaron al Centro Mèdico UCE y a partir de esa fecha se les  unieron el productor Freddy Beras Goico, Marcos Brador  y en la ciudad de Nueva York, Francisco Rodríguez quienes con su apoyo ayudaron a impulsar lo que es ahora la Fundación de Cardiología Corazones Unidos.

Un año después el doctor Cuello hizo contacto con la señora Angeles Glick, quien a través de Healing the Children comenzaron un nuevo programa de cooperación donde se le unieron las Señoras Evelin Dudziec, Sue Tiger, Ann Smith.

Así, inicia Corazones Unidos su labor humanitaria, la cual a través de los años se ha venido incrementando, hasta lograr el sitial en que se encuentra en la actualidad.

En agosto de 1984 por primera vez en la historia, 103 niños dominicanos, llegaron en un mismo vuelo a los Estados Unidos, lo que el doctor Cuello Mainardi denominó el “Safari de la Salud” donde recibieron atención médica gratuita en hospitales de los diferentes Estados donde fueron atendidos y recibidos por familias norteamericanas que los hospedaros en sus casas.

Durante muchos años todos los primero miércoles de mayo una ambulancia colectiva viajaba a la ciudad de Nueva York, donde continúan atendiendo niños dominicanos de escasos recursos económicos, no sólo con enfermedades cardíacas, sino que el programa ha sido extendido a niños con problemas de otra naturaleza de difícil solución en RD.  Hasta la fecha 2,634  pacientes han viajado a Estados Unidos.

Los adultos con enfermedades cardiológicas también empezaron a demandar la ayuda del doctor Cuello y tuvo que habilitar un lugar  donde pudieran ser atendidos aquellos casos factibles de ser operados en nuestro país,  con la garantía de un servicio similar al recibido en el extranjero; para tales fines adquirió en octubre del 1990, -en la antigua Clínica Chan Santos, ubicada en el sector Naco- se crea la clínica Corazones Unidos, y allí la Fundación empezó un programa local agrupando una élite de profesionales de la medicina cardioquirúrgica, quienes también aunaron esfuerzos para lograr estos objetivos.

A partir de entonces empezaron a realizar  cirugías de recambio valvular, CIV, CIA , coronarias e implantes de marcapasos  y  otros procedimientos modernos como el cateterismo cardíaco, stents, ballons, etc.   y la Fundación Corazones Unidos se ha mantenido en el tope de la excelencia médica en la República Dominicana .

Otros de los beneficios de nuestra relación con médicos extranjeros se ha traducido en los operativos médicos que hemos realizados en las distintas regiones del país y en diferentes disciplinas de la medicina, tales como cirugías reconstructivas, oftalmología, urológicas, etc. beneficiando las ciudades de Bani, Puerto Plata, La Vega, La Romana, San Pedro de Macoris, Barahona y Azua.

Igualmente a la Fundación vienen periódicamente especialistas extranjeros que actualizan a los dominicanos en las últimas técnicas cardiológico.

Gracias a la visión del doctor Cuello Mainardi, quien con tesón y entusiasmo ha tendido su mano amiga, a la fecha más de 100,000 pacientes han sido atendidos en la Fundación Corazones Unidos.

La esencia misma del  surgimiento de esta institución es la cirugía cardiovascular las cuales se han venido especializando en el transcurrir de la permanencia de la institución. Hemos comenzado desde la corrección total de los PCA, T. de Fallot, CIA, CIV, recambio valvulares,  hasta cirugías que anteriormente solo se realizaban fuera de nuestro país, como son el by-pass aorto coronario.

Al día de hoy Corazones Unidos consta de un módulo de consultas, donde se reciben los casos referidos de otros centros, con fines de darles solución quirúrgica a las diferentes patologías presentadas.  Para esto cuenta con los equipos de profesionales especializados, cardiólogos pediátricos y de adultos, quienes re-evalúan los casos y determinan los estudios complementarios para la obtención y ratificación del diagnostico de cada paciente.

Luego de una evaluación exhaustiva y según la emergencia de cada caso, se fija en sesión cardioquirúrgica y se discute con el equipo quirúrgico y se postea la fecha del procedimiento.

Hay otros procedimientos, no quirúrgicos, que son realizados en nuestra Fundación, como el cateterismo cardíaco , que aunque no son métodos quirúrgicos pueden ser utilizados como correctivo de algunas anomalía cardíacas, como son las implantaciones de stent, amplatzer y las Valvuloplastia.Dentro del campo de la cirugía, nuestra próxima meta es realizar el trasplante cardíaco y para lograr este objetivo, hace algunos años sometimos al Congreso Nacional, el Proyecto de Ley de Donación de Órganos y comenzamos a experimentar con cerdos el procedimiento de dicho trasplante y cada experimento fue satisfactorio.

También hemos incursionado en un programa de trasplante de riñón, con muy buenos resultados.

Esta Institución fue creciendo y en sus proyectos ambiciosos, la estructura donde habitaban le fue quedando pequeña y tuvo que adquirir casa propia;  ya en ella se expandió donde ha podido abarcar los campos ante mencionados y otros que sirven de soporte a esta labor.


INSTITUCIONES INT